lunes, 5 de abril de 2010

La cinta blanca, de Michael Haneke (Alemania, 2009), el martes 6 de abril a las 21 h. en los Multicines Benavente

Premios de la Academia de Cine Europeo 2009. Mejor Película. Mejor Director. Mejor Guión
Palma de Oro en Cannes 2009

La cinta blanca, del cineasta austriaco Michael Haneke, es hasta la fecha, sin duda, la mejor película de la temporada, única acreedora a día de hoy de ese calificativo tan desgastado como caprichosamente aplicado que conocemos como “obra maestra”. La última película de Haneke lo es por méritos propios: guión perfecto, historia sólida, interpretaciones que combinan naturalidad con enormes dosis de inquietante frialdad, bellísima y no menos inquietante fotografía en blanco y negro de Christian Berger, uso inteligentísimo de la música y un gusto exquisito para escogerla y, además, respeto y complicidad hacia la capacidad de evocación y de reflexión de un público al que se supone adulto, maduro e inteligente.

Las habituales reflexiones sociopolíticas de Haneke, casi siempre vinculadas a lo más oscuro del ser humano en general, y a la violencia en particular, se vuelcan aquí en la historia, en concreto en la historia alemana como ejemplo de brutalidad. La voz en off del antiguo profesor de un pueblo protestante del norte de Alemania en 1913, relata tiempo después los incomprensibles acontecimientos violentos que sacudieron la plácida y tradicional existencia de la comunidad: el médico del pueblo sufre un atentado cuando un cable es tendido en el camino justo cuando él monta su caballo al trote, unos niños son torturados, una mujer sufre un extraño accidente, un granero es incendiado… El maestro nos cuenta la vida en el pueblo durante aquellos días y, mientras recuerda los días en que se enamoró de Eva, rememora sus propias investigaciones para esclarecer aquellos extraños fenómenos, de las cuales se reveló una naturaleza oculta, oscura y siniestra yacente bajo la capa de sobria austeridad de la vida en el pueblo.

Con unas interpretaciones sobresaliente (destacan especialmente Susanne Lothar, Michael Kranz y el gran Ulrich Tukur) poderosas imágenes que atrapan y seducen más por la inquietud de lo que sugieren que por la belleza de lo que muestran, de las que se desprende una sensación tan incómoda y amenazante como sutil y reconfortante, la película realiza una acertada y conveniente interpretación sobre el origen de las conductas violentas y autoritarias, sobre las frustraciones y represiones que despiertan los instintos de la venganza y la crueldad, y consigue una película tan hipnótica como lúcida, tan apabullante como aterradora. Mezcla de intepretación sociopolítica de la historia, de drama costumbrista, de película de intriga y suspense, y con el añadido de unas poquísimas y muy sutiles pinceladas de terror, la ganadora del Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa y de la Palma de Oro en Cannes, se hace merecidamente acreedora de todos los premios habidos y por haber de este año. Cinta en blanco y negro que, con la misma aparente inocencia que viene inspirada por el blanco de su título bucea en lo más oscuro de nuestra naturaleza, y cuyo visionado se hace imprescindible.



Título: Das weisse Band / Eine deutsche Kindergeschichte
Año: 2009
Duración: 145 minutos
País: Austria / Alemania
Director: Michael Haneke
Reparto: Susanne Lothar, Ulrich Tukur, Burghart Klaußner, Josef Bierbichler, Marisa Growaldt, Steffi Kühnert, Michael Schenk, Janina Fautz, Michael Kranz, Jadea Mercedes Diaz, Theo Trebs
Guión: Michael Haneke
Música: VV.AA.
Fotografía: Christian Berger
Producción: Les Films du Losange / Wega Film / X-Filme Creative Pool


No hay comentarios:

 
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.