viernes, 8 de junio de 2007

El viernes 15 de junio gran fiesta del cine.



El Cine-Club Fetiche se complace en presentarles una genialidad de Billy Wilder. El viernes 15 de junio a las 21 h. en los Multicines Benavente. Con esta película y con una fiesta cerramos el actual curso cinematográfico. Ha sido un placer. Nos vemos en otoño. (Alguna cosilla haremos en el verano, estén al loro)
CON FALDAS Y A LO LOCO (Some like it hot). 1.959
Director: Billy Wilder.
Guión: Billy Wilder e I. A. L. Diamond, inspirado en un relato de Robert Thoeren y Michael Logan.
Música: Adolph Deutsch.
Intérpretes: Marilyn Monroe ("Sugar Kane"), Tony Cutis (Joe), Jack Lemmon (Jerry), George Raft (Spats Colombo), Pat O´Brien (Mulligan), Joe E. Brown (Osgood Fielding III).
Producción: United Artists. 121 minutos. B/N.
Argumento: Chicago 1.929. Dos músicos en paro presencian casualmente la matanza del día de S. Valentín. Sin dinero y con la intención de salvar el pellejo, los músicos se contratan en una orquesta de señoritas, que se marcha de gira al día siguiente. Todo va bien hasta que Joe (Josephine) se enamora de Sugar, una chica que toca en la orquesta y trama un plan para seducirla. Mientras, Jerry (Daphne) conoce a Osgood, un auténtico millonario que también tiene sus propios planes para el futuro.
Comentario: El anecdotario de esta película es muy rico: por él sabemos que el rodaje fue un infierno. En primer lugar, Marilyn quería que la película fuera en color. Luego se negó a adelgazar diez kilos. Pero lo peor estaba por llegar. Con faldas y a lo loco engrosó la leyenda de las manías de la actriz. Siempre llegaba tarde, estaba de mal humor y olvidaba sus diálogos. Aunque cueste creerlo, hubo una escena que tuvo que rodarse cincuenta y nueve veces. Debía pronunciar sólo: "¿Dónde está esa botella de bourbon?", mientras la busca en un cajón. Wilder llegó a decir que la estrella, como su personaje en el film, tenía "los senos de piedra y el cerebro de queso de gruyère". Y el director se sintió tan aliviado cuando terminó el rodaje que exclamó: "¡Ahora puedo mirar a mi esposa sin sentir deseos de golpearla por el mero hecho de ser mujer". Tampoco fue buena la relación de Marilyn con Lemmon y Curtis. Este, al acabar la última toma (la veintisiete) de la escena en la que se tiene que dejar seducir por los besos de la actriz, declaró: "Jamás me había aburrido tanto. Me ha hecho el mismo efecto que si hubiera besado a Hitler". En esta película encontramos un guión perfecto (delirante, cínico, de ritmo endiablado) que se iba haciendo a medida que rodaban, y unos actores excelentes. La actuación de los tres protagonistas es inolvidable. Uno sólo piensa en seducir a la guapa cantante del grupo -inolvidable Curtis imitando a Cary Grant-. El otro se promete con un viejo millonario, no porque sea homosexual, sino porque le encanta el dinero y la idea de que le mantengan. Y Marilyn está encantadora como siempre (siempre la recordamos tocando el ukelele en el tren), aunque con mayor y más variados matices de lo habitual.Nadie es perfecto. Es verdad. Pero hay un puñado de películas que sí lo son. Y esta es una. Una comedia magistral, que ha ido mejorando con los años, confirmando su condición de obra maestra.
Crítica: El film recibió una calurosísima acogida por parte de la crítica, que fue unánime. New Yorker la llamó "un experimento alegre y despreocupado capaz de rescatar buena parte del viejo absurdo frenético de Mack Sennet para la pantalla". Saturday Review opinaba que las risotadas traían a la mente el recuerdo "de aquellos gloriosos días de la screball comedy y de los hermanos Marx". N. Y. Times recalcó la excesiva duración del film, pero señaló que era "escandalosamente divertido, único y desternillante". Time al principio recibió la película con frialdad, pero posteriormente la consideró la mejor comedia del año.
Frases y diálogos: "En Florida hay millonarios. Montones de ellos. En invierno, todos emigran hacia el sur. ¡Como los pájaros!". Sugar Kane (Marilyn Monroe).
"¿Cómo pueden andar con ésto?. Me siento desnudo. Como si todo el mundo me estuviera mirando". "¿Con esas piernas?. ¿Estás loco?". Diálogo entre Jerry/Daphne (J. Lemmon) y Joe/Josephine (T. Curtis) vestidos de mujer y refiéndose a los zapatos de tacones.
"¡Eh, Jerry!. ¿Todo va bien?". "¡Oh!. ¡Tengo que contarte un montón de cosas!". "¿Qué ha pasado?". "Me he prometido". "¡Te felicito!. ¿Quién es la afortunada?". "Soy yo". "¿Qué?". "Osgood me ha hecho una proposición de matrimonio. La boda será en junio". "¿Pero qué tonterías estás diciendo?. ¡No puedes casarte con Osgood!". "¿Crees que es demasiado viejo para mí?". "¡Jerry!. ¡No puedes hablar en serio!". "¿Por qué no?. Constantemente se está casando con chicas". "Pero tú no eres una chica. Eres un hombre. ¿Por qué iba a casarse un hombre con otro hombre?". "Por una cuestión de seguridad". Jerry (J. Lemmon) y Joe (T. Curtis) hablando en la habitación 413 del hotel.
"He hablado con mamá por teléfono, ha llorado de felicidad. Desea que lleves su traje de novia con encajes blancos". "Osgood, no puedo casarme con el traje de tu madre, ella y yo no tenemos el mismo cuerpo". "Haremos que lo arreglen". "¡No lo harás!. Mira, Oswood debo decirte la verdad. No podemos casarnos". "¿Por qué no?". "Bueno, en realidad no soy rubia". "No importa". "Y además fumo. Fumo como un carretero". "A mí no me molesta". "Y tengo un pasado muy agitado. Desde hace tres años vivo con un saxofonista". "Te perdono". "Y nunca podré tener hijos". "Los adoptaremos". "¿Pero es que no me comprendes?: ¡soy un hombre!". "Nadie es perfecto". Oswood (Joe E. Brown) y Jerry (Jack Lemmon) disfrazado de chica, sentados en la parte delantera del bote.
Premios:
Oscar al mejor diseño de vestuario: Orry-Kelly. (Además de otras 5 nominaciones más.)
Globo de Oro a la mejor pelicula
Globo de Oro al mejor actor: Jack Lemmon
Globo de Oro a la mejor actriz: Marilyn Monroe
Premio de la Academia Britanica a la mejor pelicula.

¿Es Dios Billy Wilder?
Niñez y juventud
Billy Wilder nació en Sucha, pequeña localidad a 160 kilómetros de Viena, entonces del imperio Austro-Húngaro, actualmente en Polonia, el 22 de Junio de 1906. Samuel Wilder, como fue llamado al venir al mundo, comenzó a ser conocido como Billy durante sus primeros años de vida, a causa de una madre fascinada con los Estados Unidos, lugar donde había residido. El joven Billy se decantó por los estudios de derecho, pero pronto abandonó estos proyectos y comenzó una labor como reportero en un periódico vienés. Su carrera en la prensa avanzaba a buen ritmo y, de ese modesto periódico, pasó a trabajar en el diario de mayor tirada de Berlín. Como curiosidad hay que añadir que Wilder compaginó su labor periodística con otros oficios, entre los que llama poderosamente la atención el de bailarín gigoló. Pronto empezó a introducirse en los ambientes teatrales de la ciudad, lo que le empujó directamente a sus primeras colaboraciones en el cine como guionista. Der Tenfels Reporter de Ernst Lasmmle supone el primer trabajo de Wilder como guionista en Berlín. Wilder fue adquiriendo experiencia con estas películas alemanas de cine mudo. Entre las películas de su periodo alemán puede nombrarse: Der teufelsreporter, (1929), película muda; Gente en domingo (Menschen am sonntag), (1930), película muda; Princesse, à vos ordres!, (1930), película muda; Der mann, der seinen mörder sucht, (1931); Der falsche ehemann, (1931); Emil y los detectives (Emil und die detektive), (1931); Scampolo, ein kind der strasse, (1931); Es war einmal ein walzer, (1932); Ein blonder traum, (1932); Madame wünscht keine kinder, (1933); Was frauen träumen, (1933).
Adolf Hitler llega al poder en Alemania durante el año 1933, lo que obliga a Wilder, por su condición de judío, a huir a París, ciudad en la que se produce su debut en la dirección, con la película Curvas Peligrosas, codirigida con el periodista húngaro Alexander Esway en 1934. El filme narra la historia de un grupo de ladrones de coches, dos de los cuales se enamoran y quieren abandonar la banda, pese al riesgo de represalias por parte del resto de los miembros.
Wilder rodó la película sin demasiado entusiasmo y, según sus propias palabras, lo hizo por necesidad y sin experiencia. Tras su breve paso por la capital francesa, Wilder parte hacia Estados Unidos en ese mismo año. Para entrar en la industria estadounidense, Wilder tuvo primero que aprender el idioma, desconocido hasta entonces para él. Compartió apartamento en estos primeros tiempos con el genial actor Peter Lorre, uno de los personajes que le facilitaron el acceso a los estudios. En el año 1940, Wilder adoptó la nacionalidad americana, lo que le permitió ser coronel del ejército durante la 2º Guerra Mundial. La experiencia adquirida durante su etapa castrense, le permitió recrear fielmente el Berlín ocupado para su película Berlín Occidente (1948).
Los primeros trabajos
Sus primeros años en Hollywood los dedica a trabajos como guionista en títulos de directores exiliados como él. Así podemos encontrar colaboraciones suyas en trabajos de William Dieterle, Joe May o Rolf Thiele. En esta época comienzan sus colaboraciones con el escritor Charles Brackett, fruto de lo cual surgieron películas como La octava mujer de Barba Azul (Ernst Lubitsch, 1938), Medianoche (Michael Leisen, 1939), Ninotchka (Ernst Lubitsch, 1939), Bola de fuego (Howard Hawks, 1941), Berlín Occidente (Billy Wilder, 1948) y El crepúsculo de los dioses (Billy Wilder, 1950) último trabajo en común de ambos. El mayor y la menor (1942) supone el segundo trabajo como director de Wilder, si bien es el primer trabajo del austriaco en Estados Unidos. La consagración le llega con el título Perdición / Pacto de Sangre (Double Indemnity), 1944. Basada en una novela de James M. Cain, la historia nos presenta a un vendedor de seguros que conoce a la esposa de un posible cliente. Esta pretende liquidar a su marido para lo que cuenta con la ayuda del vendedor, cegado por la pasión que la mujer despierta en él. El título tiene el merito de lo que Raymond Chandler, coguionista del filme junto a Wilder, llamó la cacería, novedad consistente en que el espectador conoce a los culpables desde el comienzo y espera ansioso ver cuando se les atrapa. Durante el rodaje hubo diferencias entre Wilder y Chandler que hicieron a éste último elevar una protesta por escrito a los estudios. Wilder reconocía las diferencias que había entre él y Chandler: "primero estaba mi acento alemán. Segundo, yo conocía mejor las herramientas que teníamos que utilizar. Y, además, yo tenía algo: era joven y salía con chicas guapas. Todo esto lo hacía volverse loco. Me miraba fijamente. Yo encarnaba todo aquello que él odiaba de Hollywood. Además, no podía sobreponerse al hecho de que, en lo que se refería al guión, yo tuviera la última palabra." El éxito del filme fue clamoroso y el mismísimo Alfred Hitchcock mandó un telegrama a Wilder en el que escribía: “Desde Perdición, las dos palabras más importantes en el mundo del cine son Billy Wilder".
El cenit de un genio. El siguiente trabajo de importancia de Billy Wilder le llega con Días sin huella (The lost weekend), 1945. La historia presenta a Don Brinam, fracasado profesionalmente y con una vida sumida en el infierno, debido al alcohol. Todo el rodaje se llevó a cabo en las calles de nueva York, con Ray Milland en el papel principal. El preestreno del filme resultó un total fracaso, por lo que la Paramount decidió archivar la película, golpeando de esa forma muy duramente al cineasta austriaco, pero meses después se reestrenó y el público si respondió. Además, el filme se hizo acreedor a cuatro Oscars de la Academia. En 1950, Wilder realiza una de sus películas más realistas y duras, El Crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard). La película presenta a un escritor mediocre, Joe Gillis, que se refugia en la mansión de Norma Desmond, diva del cine mudo retirada del mundanal ruido. Norma pretende que Joe corrija un guión escrito por ella, parea que suponga su rutilante vuelta a la fama. Wilder afirmaría con su habitual franqueza y mordiente: "para mí esa película es Hollywood; el guionista, el agente, la estrella olvidada, todos eran retratos del natural." Louis B. Mayer se lanzó sobre Wilder enfurecido cuando visionó el producto final: "¡Bastardo, ha arrastrado por el lodo a la industria que lo ha convertido a usted en alguien y que le ha dado de comer. Habría que alquitranarlo y emplumarlo y echarlo de la ciudad!”. Wilder permaneció impasible aguantado el temporal y, cuando concluyó, dijo: "Fuck you!". Pero la crítica fue excelente para el filme y lo lanzó directamente al olimpo de las obras maestras. El N. Y. Times escribió: "El Ocaso de una Estrella es una rara mezcla de guión cáustico, interpretación magnífica, dirección magistral y fotografía discretamente artística con la que el público queda hechizado de manera automática y cautivo de un clímax desgarrador". Wilder continuó con sus duras y realistas críticas en su siguiente trabajo, El Gran Carnaval (Ace in the hole, 1951), trabajo protagonizado por Kirk Douglas, pero que supuso el primer fracaso del cineasta. El año 1954 supone una rebaja en sus ansias de crítica de la sociedad y del ser humano, ya que lleva a cabo el rodaje de una deliciosa comedia: Sabrina, protagonizada por una bellísima Audrey Hepburn, Humphrey Bogart y William Holden. Trata sobre el clásico tema de la Cenicienta y supuso un gran éxito, lo que no evitó que el rodaje estuviera repleto de problemas. Billy Wilder afirmaría al respecto: "Bogart no me podía soportar; tampoco podía soportar su papel y no hacía un secreto de ambas cosas. Hasta entonces, había interpretado sobre todo a tipos duros que llevaban gabardina, que ocultaban sus sentimientos. Se había hecho famoso por su papel de Rick en “Casablanca” y acababa de ganar el Oscar por su papel en “La Reina de África”. Y ahora debía engañar a una muchachita cursi, para quedar, finalmente, a su merced. A él esto no le gustaba". El N. Y. Times declaró: "Sabrina es la mejor comedia romántica de los últimos tiempos". En 1957, Wilder comenzó a colaborar con I.A.L.Diamond para escribir sus guiones, trabajo del que surgieron Ariane (1957), Con faldas y a lo loco (1959), El apartamento (1960), Uno, dos, tres (1961), Irma la dulce (1963), Bésame, tonto (1964), En bandeja de plata (1966), La vida privada de Sherlock Holmes (1970), ¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre? (1972), Primera plana (1974) y Fedora (1978). Tras Sabrina Wilder llevó a cabo el rodaje de dos comedias muy sensuales: La Tentación vive arriba (1955) y Con faldas y a lo loco (1959). Ambas tienen como protagonista a Marilyn Monroe, de la que Wilder llegó a afirmar: “Existen más libros sobre Marilyn Monroe que sobre la Segunda Guerra Mundial. Hay una cierta semejanza entre las dos: era el infierno, pero valía la pena”. Existe una escena que inmortalizó a Marilyn y a La tentación vive arriba: Marilyn encima de un respiradero del metro y con el vestido ascendiendo sobre sus piernas. Wilder dijo sobre la escena: "Cuando rodé con ella la escena de la boca de ventilación del metro tenía la atención del mundo. Se reunieron veinte mil personas, hubo caos de circulación y una crisis matrimonial entre Joe DiMaggio y Marilyn. Reconozco que yo también me habría puesto nervioso si veinte mil personas hubieran estado observando una sola cosa: cómo mi mujer se levantaba las faldas por encima de la cabeza". La película obtuvo un buen resultado positivo en las taquillas, pese a que no fue muy del gusto de la crítica. El segundo trabajo con Marilyn es Con faldas y a lo loco, en la que también participan Tony Curtis y Jack Lemmon. El rodaje con la rubia fue bastante problemático, puesto que llegaba tarde con frecuencia, olvidaba las letras, hasta el punto de tener que repetir una escena 59 veces, pretendió imponer el color en vez del blanco y negro y, para colmo, se negó a perder 10 kilitos de nada para el rodaje, motivo por el cual aparece algo rolliza. Wilder diría sobre ella y su legendaria tardanza: "Sobre la impuntualidad de Marilyn debo decir que tengo una vieja tía en Viena que estaría en el plató cada mañana a las seis y sería capaz de recitar los diálogos incluso al revés. Pero, ¿quién querría verla?... Además, mientras esperamos a Marilyn Monroe todo el equipo, no perdemos totalmente el tiempo... Yo, sin ir más lejos, tuve la oportunidad de leer Guerra y Paz y Los miserables." Este fue el último trabajo de Wilder con la rubia, motivo por el cual afirmó: "Me han preguntado si volveré a trabajar con M. M, y tengo una respuesta clara. Lo he discutido con mi médico, mi psiquiatra y mi contable, y todos me han dicho que soy demasiado viejo y demasiado rico para someterme de nuevo a una prueba semejante."
Los últimos trabajos
Irma, La Dulce (1963) se convierte en uno de los mayores éxitos de Wilder. Sus protagonistas son una pareja ya conocida del director: Shirley MacLaine y Jack Lemmon. El filme cuenta una historia de amor entre una prostituta parisina y un policía. La película despertó opiniones desiguales entre la crítica.
La Vida Privada De Sherlock Holmes (The private life of S. Colmes, 1970) supone una apuesta personal de Wilder, pero desafortunadamente el filme no alcanzó el éxito deseable, aunque con los años está comenzando a ser reconocida. En 1974, regresa a sus años de duras críticas y polémicas gracias al título Primera plana (Front Page). La película afronta el tema de la pena de muerte y su utilización morbosa por parte de los medios .La crítica no se sintió bien tratada en el filme y, haciendo acopio de corporativismo, no lo calificó bien. Incluso, el propio Wilder no quedó muy satisfecho con el trabajo. Aquí un amigo (Buddy, buddy, 1981) se erige como el último trabajo de Billy Wilder, para el que contó con sus dos cómicos favoritos: Jack Lemmon y Walter Matthau. Las críticas convirtieron al filme en un fracaso, hecho que fue asumido por el propio Wilder.
FILMOGRAFÍA DE BILLY WILDER COMO GUIONISTA Y DIRECTOR
Sabrina (1995) Sabrina (y sus amores) (basada en un guión suyo)
Witness for the Prosecution (1982) (TV) (basada en su guión)
Buddy Buddy (1981) Aquí, un amigo
Fedora (1978) Fedora
Front Page, The (1974) Primera plana
Double Indemnity (1973) (TV) (basada en su guión)
Avanti! (1972) ¿Qué ocurrió entre mi padre y tu madre?
Private Life of Sherlock Holmes, The (1970) La vida privada de Sherlock Holmes
Casino Royale (1967) Casino Roy (no acreditado)
Fortune Cookie, The (1966) En bandeja de plata
Kiss Me, Stupid (1964) Bésame tonto
Irma la Douce (1963) Irma, la dulce
One, Two, Three (1961) Uno, dos, tres
Ocean's Eleven (1960) La cuadrilla de los once (no acreditado)
Apartment, The (1960) El apartamento
Ninotchka (1960) (TV) (basada en su guión)
Some Like It Hot (1959) Con faldas y a lo loco
Witness for the Prosecution (1957) Testigo de cargo
Love in the Afternoon (1957) Ariane
Spirit of St. Louis, The (1957) El héroe solitario
Seven Year Itch, The (1955) La tentación vive arriba
Emil und die Detektive (1954) (basada en su antiguo guión Emil und die Detektive)
Stalag 17 (1953) Traidor en el infierno
Big Carnival, The (1951) El Gran carnaval
Sunset Blvd. (1950) El crepúsculo de los dioses
Song Is Born, A (1948) Nace una canción (basada en su historia From A to Z)Foreign Affair, A (1948) Berlín Occidente
Emperor Waltz, The (1948) El Vals del emperador
Bishop's Wife, The (1947) La Mujer del obispo (no acredirado)Lost Weekend, The (1945) Días sin huella
Double Indemnity (1944) Perdición
Five Graves to Cairo (1943) Cinco tumbas al Cairo
Major and the Minor, The (1942) El Mayor y la menor
Ball of Fire (1941) Bola de fuego (argumento y guión)Hold Back the Dawn (1941) Si no amaneciera
Arise, My Love (1940)
Rhythm on the River (1940) (story)
What a Life (1939)
Ninotchka (1939) Ninotchka
Midnight (1939) Medianoche
That Certain Age (1938)
Bluebeard's Eighth Wife (1938) La octava mujer de Barba Azul
Champagne Waltz (1937) (argumento)
Emil and the Detectives (1935) Emil
Lottery Lover, The (1935)
Under Pressure (1935) Bajo presión
Mauvaise graine (1934) Curvas peligrosas
Music in the Air (1934)
One Exciting Adventure (1934) (argumento)
Madame ne veut pas d'enfants (1933) No Children Wanted
Was Frauen träumen (1933) What Women Dream
Madame wünscht keine Kinder (1933) Madame Wants No Children
Adorable (1933) (basada en su historia Ihre Hoheit Befiehlt)
Blaue vom Himmel, Das (1932) Blue from the Sky
Es war einmal ein Walzer (1932) Once There Was a Waltz
Happy Ever After (1932) A Blonde Dream
Scampolo, ein Kind der Straße (1932) Um einen Groschen Liebe
Un rêve blond (1932) (como Billie Wilder)
Where Is the Lady? (1932)
Blonder Traum, Ein (1932) Blonde's Dream
Emil und die Detektive (1931) Emil y los detectives
Princesse, à vos ordres! (1931)
Falsche Ehemann, Der (1931) The Wrong Husband
Ihre Hoheit befiehlt (1931) Her Grace Commands
Mann, der seinen Mörder sucht, Der (1931) Looking for His Murderer
Burschenlied aus Heidelberg, Ein (1930)
Menschen am Sonntag (1930) People on Sunday
Teufelsreporter, Der (1929)
(Fuente: Internet Movie Data Base)

FRASES DE BILLY WILDER.
· "Trabajar en el cine era vergonzoso, era lo más despreciable. Gracias a Dios se inventó la televisión."
· "Lo más importante es tener un buen guión. Los cineastas no son alquimistas. No se pueden convertir los excrementos de gallina en chocolate."
· "Lo único que me partiría el corazón sería que me quitaran la cámara y no me dejaran volver a hacer películas."
· "He hecho películas que a mí me hubiera gustado ver. Y yo sólo quiero ver películas que me entretengan."
· "Hay algo sorprendente: cuando reflexiono sobre todas mis películas, me llama la atención que, en las épocas en que estuve deprimido hice comedias. Y cuando me sentía feliz, rodé temas más bien trágicos. Quizás intente inconscientemente compensar cada uno de mis estados de ánimo."
· "Normalmente, cuando te encuentras con una persona que parece insignificante y que no llama la atención se dice: detrás de esa fachada, hay más de lo que parece. En mi caso sucede lo contrario: detrás de mi apariencia hay menos de lo que parece."
· "Para hacer una película hay una sóla regla: sólo hay que hacer aquello que sea de utilidad a la película."
· "Un director tiene que ser policía, comadrona, psicoanalista, adulador y bastardo."
· "La televisión es lo más maravilloso que podía habernos sucedido. Siempre hemos sido lo más bajo de lo bajo, pero ahora han inventado algo a lo que podemos mirar desde arriba."
· "El exilio no fue idea mía, sino de Hitler."
· "Si usted cree que tengo acento, debería haber conocido a Ernst Lubitsch (...) Pero tenía un oído estupendo para las expresiones y el argot americano y, como decía Van Gogh, o tienes oído o no lo tienes."
· "Al público no hay que dárselo todo masticado, como si fuera tonto. A diferencia de otros directores que dicen que dos y dos son cuatro, Lubitsch dice dos y dos... y eso es todo. El público saca sus propias conclusiones."
· "Una vez me preguntaron: ¿Es importante que un director sepa escribir?, y yo respondí: no, pero sí es útil que sepa leer."
· "En mis películas no hay grande movimientos de cámara ni puntos de vista destinados a demostrar que soy un director de cine. [...] En Europa, un director puede tomarse todo el tiempo del mundo para crear una atmósfera, y meter un montón de escenas de nubes que se disuelven; pero el público de aquí, si les muestras las nubes por segunda vez, espera ver entre ellas un aeroplano."
· "Me gustaría morir a los 104 años, completamente sano, asesinado por un marido que me acabara de pillar, in fraganti, con su joven esposa."
· "No tengo tiempo para considerarme un inmortal del arte. Hago películas sólo para entretener a la gente y las hago tan honradamente como puedo."
"Sobre la impuntualidad de Marilyn debo decir que tengo una vieja tía en Viena que estaría en el plató cada mañana a las seis y sería capaz de recitar los diálogos incluso al revés. Pero, ¿quién querría verla?... Además, mientras esperamos a Marilyn Monroe todo el equipo, no perdemos totalmente el tiempo... Yo, sin ir más lejos, tuve la oportunidad de leer Guerra y Paz y Los miserables."
· "Marilyn no necesita lecciones de interpretación; lo que necesita es ir al colegio Omega, en Suiza, donde dan cursos de puntualidad superior."
· "Me han preguntado si volveré a trabajar con M. M, y tengo una respuesta clara. Lo he discutido con mi médico, mi psiquiatra y mi contable, y todos me han dicho que soy demasiado viejo y demasiado rico para someterme de nuevo a una prueba semejante."
· "Marilyn era un absoluto genio como actriz cómica, con un sentido extraordinario para los diálogos cómicos. Tenía ese don. Nunca después he vuelto a encontrar una actriz así."
· "Existen más libros sobre Marilyn Monroe que sobre la II Guerra Mundial. Hay una cierta semejanza entre las dos: era el infierno, pero valía la pena."
· "El problema de Marilyn es que se enamoraba con mucha rapidez. No era la clase de mujer que se supone que debe ser un símbolo sexual, y eso la mató... Marilyn era una mezcla de pena, amor, soledad y confusión."
· "Marilyn Monroe era de carne, y se fotografiaba de carne. Tenías la impresión de que bastaba con alargar la mano para poder tocarla."
· "Si hay algo que odie más que el que no me tomen en serio es que me tomen demasiado en serio."
· "Tengo diez mandamientos. Los nueve primeros dicen: ¡No debes aburrir!. El décimo dice: tienes que tener derecho al montaje final de la película."
· "Es aburrido ver a alguien entrar en una casa por la puerta. Es mucho más interesante cuando alguien entra por la ventana."
· "Los austríacos han conseguido el malabarismo de convertir a Beethoven en austríaco y a Hitler en alemán."
· "Un húngaro es alguien que entra contigo en una puerta giratoria y sale antes que tú."
· "Creen que la lentitud y la solemnidad son sinónimos de profundidad."
· "Escribir un guión no es esperar a que llegue la musa y te bese en la frente; es un trabajo muy duro. He hecho ambos trabajos, y sé que dirigir es un placer y escribir un guión es un rollo."
· "Del mismo modo que todo el mundo odia a Estados Unidos, todo Estados Unidos odia a Hollywood. Existe el profundo prejuicio de que todos nosotros somos tipos superficiales que ganamos diez mil dólares a la semana y que no pagamos impuestos; que nos tiramos a todas las chicas; que tenemos profesores en casa que dan clases a nuestros hijos de cómo subirse a los árboles; que cada uno de nosotros tiene dieciséis criados y que todos conducimos un Maserati. Pues sí, todo esto es verdad. ¡Aunque os muráis de envidia!."
· "Todos los días miro las esquelas de los periódicos y me fijo sobre todo en la edad del muerto. La mayoría son más jovenes que yo. Me asusto y pienso: a lo mejor, lo único que sucede es que se han olvidado de mí."
"Si el Cine consigue que un individuo olvide por dos segundos que ha aparcado mal el coche, no ha pagado la factura del gas o ha tenido una discusión con su jefe, entonces el Cine ha alcanzado su objetivo."
· "He vivido la época en que se temió que el cine se viera desplazado por la novedad de la televisión. Pero no he compartido ese miedo porque sé que la radio y los discos no pueden destruir la ópera. La televisión no ha podido acabar con el cine porque la gente quiere estar allí, quieren ser los primeros, quieren oir las risas de otras personas."
· "Las mujeres más interesantes en una película son las putas."
· "Esas cosas horribles que son tan necesarias y que hacen a la gente millonaria -me refiero a los efectos especiales- no las sé hacer, no sé rodar choques de coches... En esta época, por lo que respecta a los argumentos, creo que ya está todo inventado. Ahora se hacen remakes."
· "Quizás El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard) es una película cínica, pero para mí esa película es Hollywood; el guionista, el agente, la estrella olvidada, todos eran retratos del natural."
· "Antonioni seguro que es un gran director, un gran artista. Pero en lo que a mí se refiere, soy incapaz de mantenerme despierto."
· "Sobre Ingmar Bergman debo decir que los críticos no tienen ni idea de lo que está diciendo, pero, pese a todo, les chifla... Existe una asociación internacional de ese tipo de críticos, capaces de extasiarse ante el asno muerto de Cocteau envuelto con telas encima de un piano."
· "Comprendo sin dificultad por qué Godard ha podido por sí sólo exterminar varias empresas productoras."

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.