sábado, 21 de abril de 2007

"Quinceañera", Martes 24 a las 21 h.




"Quinceañera": tensiones sexuales y clasistas en un barrio latino de Los Ángeles El Cine-Club Fetiche de Benavente les presenta el próximo martes 24 a las 21 h. en los Multicines Benavente "Quinceañera", una película escrita y dirigida por Richard Glatzer y Wash Westmoreland
Esta película ha logrado cierta repercusión dentro del circuito independiente después de haber ganado el Premio de la Audiencia y el Gran Premio del Jurado en el último Festival de Sundance, además de estar presente en los Independent Spirit Awards de este año como candidata al Premio John Cassavetes. Quinceañera", que está interpretada por actores en su mayoría debutantes o con una corta trayectoria, se centra en las tensiones raciales, clasistas y sexuales de un barrio latino en transición, y lo hace a través de la historia de Magdalena (Emily Ríos), la hija de un mexicano afincado en Estados Unidos que dirige una iglesia en una zona comercial en Echo Park, Los Angeles. Cuando Magdalena se queda embarazada poco antes de su decimoquinto cumpleaños, no tiene más remedio que refugiarse en casa de su tío abuelo Tomás (Chalo González), quien también ha acogido a Carlos (Jesse García), el primo de Magdalena, al que sus padres han echado por sus tendencias homosexuales.
FICHA TÉCNICA Y ARTÍSTICA:
Dirección: Richard Glatzer y Wash Westmoreland.
Países: Estados Unidos.
Año: 2006.
Duración: 90 min.
Interpretación: Emily Ríos (Magdalena), Jesse García (Carlos), Chalo González (Tomás), J.R. Cruz (Herman), Araceli Guzmán-Rico (María), Jesús Castaños-Chima (Ernesto), Jason L. Wood (James), David W. Ross (Gary), Lisette Avila (Jessica), Johnny Chavez (Walter).
Guión: Richard Glatzer y Wash Westmoreland.
Producción: Anne Clements.
Producción ejecutiva: Nick Boyias, Todd Haynes, Mihail Koulakis y Avi Raccah.
Música: Micko y Victor Bock.
Fotografía: Eric Steelberg.
Montaje: Robin Katz.
Diseño de producción: Denise Hudson y Jonah Markowitz.
Dirección artística: Lisa Marinaccio.
Vestuario: Jessica Flaherty y Andrew Salazar.
Decorados: Laura Paddock.
Reseña de la película
La 'Quinceañera' es una celebración tradicional mexicana. Proveniente de la civilización azteca, el ritual marca el paso de niña a mujer a los 15 años, cuando se organiza una fiesta en la que toda la familia y los amigos de la homenajeada participan. En la actualidad se alquilan limusinas, todas las chicas se visten de rosa, los chicos disimulan su juventud bajo un esmoquin y los bailes posteriores pasan de los tradiconales valses al furioso 'reaggetón'. Cuando los vecinos mexicanos de los directores Richard Glatzer y Wash Westmoreland les invitaron a la Quinceañera de su hija, ambos vieron en ese arcaico festejo el guión perfecto para una película que retratara a la comunidad hispana de Los Ángeles. Tras 18 días de rodaje y una posproducción que duró apenas unos meses, la cinta se alzó con los premios a la Mejor Película Americana de Ficción y del Público en el Festival de Sundance. Echo Park es una zona comercial de Los Ángeles, un barrio con un notable acento latino que empieza a ser habitado por una nueva burguesía de artistas que no puede pagar los abusivos precios de Beverly Hills. Además, es el escenario principal de Quinceañera. Sus aceras, sus casas e incluso sus vecinos, aun no siendo actores profesionales, juegan un importante papel en esta producción. Pero si hay una protagonista en esta historia, ésa es Magdalena (Emily Ríos). Ella es la hija de un pastor mexicano afincado desde hace años en el vecindario. Lleva meses preparando su Quinceañera, luchando contra las restricciones de su exigente padre, hasta que se entera de que está embarazada. La noticia cae como una bomba en la familia y, pese a que Magdalena proclama que sigue siendo virgen, se ve obligada a refugiarse en casa de su tío abuelo Tomás (Chalo González, habitual del cine de Pekinpah) y convivir con él y con su primo Carlos (Jesse García), un joven al que sus padres también han rechazado por ser homosexual.Juntos conviven en el escaso espacio de una habitación situada en el jardín de un edificio adquirido por una acaudalada pareja gay. Los directores de la cinta (que ya habían colaborado para rodar The Fluffer), viven desde 2001 en Echo Park. Inspirándose en algunos filmes del Free Cinema inglés de los años 50 y 60, sobre todo en Un sabor a miel de Tony Richardson, han utilizado técnicas documentales para reflejar la vida del barrio: "Deseábamos hacer una película que celebrara la vida diaria, que tratara de las cosas pequeñas que crecen gradualmente". El crecimiento del barrio y de la joven Magdalena, el desarrollo de las tensiones raciales, sexuales y sociales e incluso la especulación inmobiliaria tienen cabida en una cinta que da voz a los integrantes de la comunidad latina, cada vez más numerosa e influyente en EEUU.Por Ismael Marinero.
Curiosidades

Dirige Richard Glatzer y Wash Westmoreland (Leeds, Reino Unido, 1966). Glatzer ha sabido establecerse como cineasta independiente al tiempo que produce algunos de los telefilms estilo “reality” de mayor éxito. Obtuvo un doctorado en Literatura Americana por la Universidad de Virginia y publicó una aclamada colección de ensayos acerca de Frank Capra. Para televisión, se ha ocupado de Los Osbournes, Road Rules y Tough Enough. Con Tyra Banks y Ken Mok creó el famoso programa America’s Next Top Model, ahora en su sexta temporada. Juega en el torneo de bridge “Life Master”. Su filmografía se completa con Grief (1993) y The fluffer (El estimulador) (2001).

Wash Westmoreland ha realizado aclamados documentales y programas de televisión. En 2004 se despojó de sus afinidades políticas para documentarse, escribir y dirigir una película acerca de los atormentados gays republicanos. El documental fue galardonado con el Premio del Público al Mejor Documental en el Festival AFI. Se licenció en Ciencias Políticas en la Universidad de Newcastle-upon-Tyne antes de trasladarse a Estados Unidos. En 1994, cuando vivía en Nueva Orleans, realizó un corto, Squishy Goes Porno, que se convirtió en película de culto de forma instantánea. Después se mudó a Los Ángeles para trabajar en la industria cinematográfica. En 2000 codirigió su primer largo con Richard Glatzer, The fluffer (El estimulador), basado en sus observaciones de dicha industria. Como actor, con el nombre de Wash West, se le ha podido ver en Velvet goldmine y Hustler white.
Está protagonizada por la debutante Emily Ríos y Jesse García, al que actualmente se le ha podido ver en las series The Shield: al margen de la ley, Unfabulous y Walkout.
Se escogió a muchos actores no profesionales, como Alicia Flamenco (tía Isabella), una asistenta y vieja amiga de los realizadores, que demostró tener un don natural delante de la cámara. Además, trajo a toda la familia, su hija Marlene (hace de joven madre), su nieto Jasiel (el hermano de Magdalena), su hermana Bertha (tía Sandra) y su sobrina Mercia García.
La idea era trabajar deprisa, barato y rodarlo todo en un radio de 1,5 km de su casa. Y fue posible gracias al increíble apoyo que les prestó la comunidad latinoamericana. Les dejaron sus casas, volvieron una y otra vez para trabajar de figurantes, les dejaron vestidos de Quinceañera, cocinaron para ellos y se esforzaron en todo.
Es una reivindicación de los dramas “kitchen sink” (dramas de cocina) basada en las tensiones raciales, de clase y sexuales de un barrio latino obrero en plena transición. Los dramas “kitchen sink” nacieron en Gran Bretaña a finales de los cincuenta y principios de los sesenta. Eran películas adultas muy realistas, con comentarios políticos y humor sardónico. Siempre transcurrían en el norte de Inglaterra, bastión de la clase trabajadora industrial.
El director de fotografía es Eric Steelberg quien empezó rodando en blanco y negro. Rodó su primer corto, ganador de varios premios internacionales, cuando tenía 16 años. Prefirió la Universidad a la Escuela de Cine y se ocupó de la fotografía de varios cortos mientras acababa sus estudios.
La banda sonora está compuesta por Micko y Victor Bock, que no habían colaborado previamente. Micko es más conocido como The Bowling Green, nombre con el que ha publicado dos CD, One Pound Note y Fabrications. Diseñó la banda sonora de The fluffer (El estimulador) y Gay Republicans, ambas dirigidas por su hermano Wash Westmoreland, e interpretó a Hack Fairy en la película Velvet goldmine. Victor Bock es un conocido productor musical brasileño.
Consiguió el Gran Premio del Jurado y el Premio del Público en el Festival de Cine de Sundande y fue candidata al Premio John Cassavetes de los Independent Spirit Award.
Se presentó en el Festival de Cine de Gijón.
Está producida por Cinetic Media y Kitchen Sink Entertainment LLC, con un presupuesto que ascendió a cuatrocientos mil dólares.
El rodaje duró 18 días y transcurrió durante el mes de abril de 2005. En septiembre la película estaba terminada. Claramente, una serie de personas y de circunstancias se pusieron de acuerdo para que fuera posible. Se rodó en el mismo barrio donde los directores viven, en Echo Park, de Los Ángeles.

No hay comentarios:

 
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.